La dieta alcalina cómo funciona para adelgazar?

Por Chamba Alcalina 676 Visitas
Enviar

La dieta alcalina sirve para adelgazar?

¿La dieta alcalina: Sabes para que sirve y en que consiste ? Es una dieta que está muy de moda y sirve para desintoxicar. Esta dieta es de gran polémica tanto para los consumidores como para los científicos, a esta dieta se le atribuye propiedades casi mágicas.

A diferencia de otras dietas, su objetivo principal es eliminar las sustancias dañinas del cuerpo, mantenernos saludables y lograr el bienestar corporal entendido desde la salud de las células del organismo.

Así funciona la Dieta Alcalina

La dieta alcalina:  se plantea que la alimentación cambia el pH de nuestros fluidos corporales. Es decir, que cambia la acidez o basicidad (alcalinidad) de nuestra sangre, orina y todos los fluidos de nuestro cuerpo. Según explican algunos fisiólogos promotores de la dieta, un entorno ligeramente alcalino podría ser beneficioso para nuestro cuerpo. Esto se debe, entre otras cosas, a que permite asentar más fácilmente las sales que fortalecen nuestros huesos, eliminar algunos metabolitos peligrosos y modificar nuestra fisiología en varios aspectos beneficiosos. Es decir, una dieta concreta que excluya ciertos alimentos.

La Dieta Alcalina Excluye:

La Dieta alcalina

Alimentos como los lácteos, la carne, aves, pescado, huevos y cereales. Alimentos que, según la dieta, producen “ceniza ácida”. Es decir, restos de alimentos que al ser quemados en un calorímetro se mantiene como ácidos. Sí permite comer frutas y hortalizas, excepto los arándanos y ciruelas. La dieta alcalina proviene de los análisis obtenidos por Claude Bernard en el estudio de la alimentación de lagomorfos (conejos) y la acidez de su orina. Aunque hoy día se ha ampliado un poco el estudio, casi todos los análisis de la basicidad o acidez de los fluidos se sigue basando en revisar el pH de la orina.

Por otra parte, la “medicina alternativa” y otros aspectos más modernos han tratado de llevarse la dieta alcalina a su terreno, relacionándola con “energías” y filosofías variadas. Al día de hoy no existen evidencias que sustenten la mayoría de las afirmaciones que se atribuyen a la dieta alcalina a pesar de que sí se conocen algunos beneficios de rebajar el pH de la orina, por ejemplo, cosa que se hace con medicación.

La Dieta Alcalina puede ser algo inquietante

Comer alimentos alcalinos suele ser intimidante al principio. Cientos de personas, estudian listas de alimentos alcalinos y se preguntan qué es lo que

van a comer. Puede ser mucho más fácil vivir de la dieta alcalina de lo que parece a primera vista. A continuación, te muestro los mejores consejos sobre cómo conseguir con rapidez y facilidad los alimentos más alcalinos en su dieta:

La Dieta Alcalina y el Cáncer

Como hemos podido evidenciar nuestro cuerpo contiene un elevado PH, esto quiere decir que tenemos un elevado porcentaje de acides. Esto trae como consecuencia que nuestro cuerpo sea un imán para las enfermedades. Al aumentar el PH y bajar la acidez, prevenimos el entorno de las células cancerosas, evitando su formación o, incluso, matándolas. Los orígenes del cáncer son terriblemente complejos genéticamente y fisologicamente hablando. Reducir la acidez del entorno pericelular, no es capaz de afectar al tumor hasta prevenirlo o reducirlo. Ni mucho menos, porque el entorno es una consecuencia, no una razón de que aparezca. Entonces, para evitar esto, debemos encontrar un equilibrio ente la acidez y la alcalinidad.

A continuación, mostraremos cuáles son los alimentos alcalinos para crear unas fantásticas recetas para una dieta alcalina.

la Dieta Alcalina

  • Verduras

 

    • Remolacha
    • Brócoli
    • Zanahoria
    • Coliflor
    • Apio
    • Pepino
    • Berenjena
    • Ajo
    • Lechuga
    • Frutas
          • Manzanas
          • Mango
          • Coco
          • Uvas
          • Mandarinas
          • Melocotón
          • Piña

       

    • Legumbres
          • Lentejas

       

    • Frutos secos
          • Almendras
          • Avellanas
          • Castañas
          • Uvas pasas
          • Dátiles
          • Nueces

       

    • Especias 
          • Jengibre
          • Canela
          • Curry
          • Perejil

       

    • Condimentos
          • Vinagre de manzana
          • Agua mineral
          • Sal
          • Miel

       

    • Bebidas
          • Té o infusiones

       

    • Aceites y grasas
        • Aceite de oliva

 

Estos son algunos de los alimentos que podemos introducir en nuestra dieta alcalina.

Mitos y Verdades de la Dieta Alcalina

Esta dieta está orientada a reducir el PH de la orina propiciando que nos ayude a disminuir la incidencia de piedras en el riñón e incluso, infecciones de orina. También sabemos que la dieta influye y ayuda a la deposición de sales minerales que refuerzan los huesos. Es por ello que podemos decir que no existe ninguna evidencia fehaciente de que la dieta sea capaz de cambiar el pH de nuestra sangre. Sencillamente, los análisis de sangre realizados hasta la fecha no han dado los resultados esperados. Sí se ha conseguido cambiar el pH de la orina. Pero claro, tengamos en cuenta que la orina es nuestro principal sistema excretor, dedicado a expulsar lo que no necesitamos. Por tanto, cambiar la dieta tiene una repercusión directa.

Por otro lado, todos los alimentos pasan por nuestro sistema de digestión terriblemente potente: el estómago. En el estómago se segregan cantidades ingentes de ácido clorhídrico que deshacen los alimentos, los cuales son absorbidos posteriormente. No tiene mucha lógica pensar en una sustancia capaz de modificar directamente el pH de la sangre si esta no es capaz de acumularse. Ante este tipo de remedios milagrosos hay que tener siempre

presente que, si algo parece demasiado bonito para ser verdad, probablemente sea mentira. Además, como decíamos, no hay evidencias de ello. Un ejemplo concreto se encuentra en los lácteos. Según la dieta alcalina, la leche acidifica la sangre y evita la correcta absorción del calcio y magnesio.

 

Sin embargo, la evidencia señala justo lo contrario. La leche es buena para los huesos, tal y como muestran miles de estudios al respecto. Seguir una dieta como ésta nos puede alejar de los consejos basados en evidencias científicas que sí son saludables.

¿Qué podemos hacer entonces?

 

Según el Doctor Lurueña afirma: “Si alguien está tentado de seguir esta dieta milagro para adelgazar le diría que perder peso no es una tarea fácil y que acudiera a un buen dietista-nutricionista si cree que lo necesita. Si el motivo para seguirla es el temor al cáncer, hay que tener presente que, a la vista de los conocimientos actuales, la mejor forma de prevenirlo es evitar alcohol, el tabaco, el sedentarismo y seguir una dieta saludable, basada en principalmente en alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, frutos secos, etc.), a lo que puede añadir huevos y un poco de pescado, leche y carne.

 

Tips para comenzar la Dieta Alcalina

 

Comenzar poco a poco

Esta es la cosa más importante, no hay que hacerlo todo de una vez, lo peor que puedes hacer es tratar de hacerlo todo a la vez. Si intenta deshacerse de todos los alimentos ácidos de una vez y reemplazarlos con alimentos alcalinos de inmediato, encontraremos que es demasiado de golpe y muy difícil.

El truco está en hacer una transición lenta, e iniciar la dieta mediante la eliminación de un alimento ácido cada semana y adhiérase a eso. Tal vez una semana podría ser el café, luego de dos semanas podría ser el pan blanco, y después la leche etc.

Al mismo tiempo, tratar de hacer una sola comida alcalina por día. Una semana podría ser el desayuno. Después de una semana de éxito se puede pasar a la comida y así sucesivamente.

80/20

En el mismo sentido, no tratar que toda la dieta sea 100% alcalina, no necesitas siempre el 100% de alimentos alcalinos, el objetivo siempre debe estar en 80% alcalino y un 20 % ácido.

 

Intercambiar alimentos

Cuando se está preparando la comida, dejar de lado las viejas recetas, para empezar, debe tomar algunas de sus viejas recetas y tratar de hacerlas más alcalinas mediante el intercambio de alimentos ácidos por más alimentos alcalinos. Esto puede ser muy simple, por ejemplo:

  • Cambiar los aceites de cocina comunes por el aceite de coco
  • Cambiar las pastas y el arroz blanco por la pasta marrón integral
  • Hacer que las partes que contengan  alimentos ácidos de la comida sean más pequeñas
  • Cambiar las carnes por pescado ricos en aceite
  • Cambiar los aderezos poco saludables por el jugo de limón y aceite de oliva

Ensaladas pequeñas

Una de las mejores cosas que se puede hacer es simplemente tener una ensalada con cada comida. De esta forma puedes obtener cinco porciones de verduras frescas cada día, y por muy poco esfuerzo extra.

Hierbas y aderezos

El mayor problema que la gente enfrenta la primera vez que va hacer una dieta alcalina es que están perdiendo los sabores sencillos y ricos de los alimentos más ácidos al reemplazarlos con los sabores más sutiles de las verduras y frutas alcalinas, bajas en azúcares y grasas. La clave para conseguir el sabor es incluir más hierbas en la cocina. Estas potencian los alimentos alcalinos, haciéndolos más sabrosos. Los favoritos son el cilantro, albahaca, salvia, tomillo y romero, mientras que también puede usar las especias de comino, la cúrcuma, el jengibre y el pimentón.

VIDEO SOBRE LA DIETA ALCALINA:

 

 

La causa de las enfermedades en nuestro cuerpo puede ser causa del PH alto en nuestro cuerpo, generando un alto nivel de ácido. Cada vez más estudios realizados han llegado a la conclusión de aquellas personas que contentan un alto PH alcalino, será muy difícil que las enfermedades puedan avanzar.  Según estos estudios, si consigues alcalinizar tu cuerpo, podrás evitar muchos tipos de enfermedades.

Enviar
Discusión