4 Ejercicios de meditación para principiantes

Por Karla Arango Meditación 427 Visitas
Enviar

Los ejercicios de meditación para principiantes son técnicas sencillas con las que puedes empezar a profundizar en el mundo de la meditación. Cuando hablamos de meditación es preciso particularizar que más que una práctica es un estilo de vida. A través de la meditación podemos alcanzar un estado consciente por medio de diferentes prácticas que nos permiten relajarnos, construir nuestra energía interna y fluir con la vida. Como estos objetivos son algo prácticamente incompatible con los acelerados ritmos de vida actual, tenemos la falsa creencia de que meditar es algo sumamente complejo, sin embargo con estos ejercicios de meditación para principiantes entenderás que es algo muy natural y en poco tiempo descubrirás los grandes beneficios que traen para tu vida.

Ejercicios de meditación para principiantes

Meditación para principiantes

1. Respiración consciente

Los ejercicios de respiración son un punto básico en la meditación para principiantes. Por medio de la respiración no solo hacemos que nuestro organismo funcione correctamente, sino que además limpiamos nuestro organismo y podemos alcanzar la armonía y la relajación. Para acceder a la respiración consciente debes hacer lo siguiente: el objetivo es centrarte en tu respiración, inhalando profundamente y exhalando lentamente. Puedes cerrar los ojos o centrar tu atención en la punta de tu nariz. Siente como el aire entra y sale de tu cuerpo, y se consciente del efecto que esto produce en ti. Agradécele al aire por ser un instrumento para tu vida e imagina que cuando exhalas estás dejando ir lo que no necesitas en ti.

2. Autoexámen

Esta técnica no solo te ayudará a ser más consciente de ti mismo y el mundo que te rodea, sino que además es un puente para transformar todas aquellas cosas que no están en consonancia contigo mismo. La idea es que cada noche saques de 15 a 20 minutos para analizar tu día. Busca un lugar tranquilo en el que puedas evitar al máximo las distracciones. Imagina que estás pasando una película sobre tu día y analiza cada encuentro, las palabras que utilizaste, lo que hiciste y tus emociones y pensamientos. Esto te ayudará a comprenderte mejor y a cambiar aquellas cosas que son hábitos nocivos para nuestro crecimiento.

3. Vivir aquí y ahora

Uno de los objetivos de la meditación es enseñarnos a liberarnos del pasado y del futuro. Este ejercicio puedes practicarlo en cualquier momento del día e ir implementándolo en tu ritmo de vida. Cuando lleguen pensamientos que te generen ansiedad y se relacionen con el pasado y el futuro, concéntrate en el aquí y el ahora. Trae tu atención al momento presente, observa muy bien el lugar en el que estás y concéntrate en tu actividad actual. Recuerda que el pasado no puede condicionarte y que el futuro es incierto, lo que puedes resolver y vivir solo puedes hacerlo en el presente. Liberarnos de la culpa y de la ansiedad es el primer paso para tener una vida mejor.

4. Meditación sensorial

Este tipo de meditación puedes implementarla en cualquier momento y se transforma en un ejercicio relajante y muy revelador. Lo ideal es que te concentres en cada uno de tus sentidos por periodos de tiempo. Por ejemplo, durante 2 minutos concéntrate en los sonidos de tu alrededor, luego durante 3 minutos concéntrate en lo que ves y así sucesivamente concentrándote en los olores, en las sensaciones, en la acción de caminar. Ser más conscientes de nuestro cuerpo, nos ayuda a ser mucho más conscientes de nuestra alma.

Esperamos que con estos ejercicios tengas una buena experiencia inicial con la meditación, recuerda que ser conscientes de nosotros mismos es el primer paso para ser felices.

También te puede interesar: 7 Momentos ideales para meditar

Enviar
Discusión