Descubre las propiedades del polen de abejas y cómo tomarlo

Por Karla Arango NUTRICIÓN 884 Visitas
Enviar

Esta maravilla de la naturaleza es la perfecta fuente de vitaminas y minerales, por eso hoy descubre las propiedades del polen de abejas y cómo tomarlo.

El polen de abejas son unos gránulos de color amarillo, naranjado, verdoso y café que forman las abejas extrayendo el polen y néctar de las plantas para transportarlo al panal. Este compuesto consumido por el ser humano tiene grandes beneficios para el organismo. Esta maravilla natural tomada de la manera adecuada tiene la capacidad de regular y beneficiar varios procesos que veremos a continuación.

Descubre las propiedades del polen de abejas y cómo tomarlo

Fuente

Energizante y reconstituyente

El polen es el perfecto energizante natural, esto se debe a su alto contenido de hidratos de carbono que funcionan como el principal combustible del cuerpo. Además contiene cantidades elevadas de proteínas que fortalecen y revitalizan los músculos gracias a su alta concentración de aminoácidos esenciales.

El polen contiene grandes cantidades de vitaminas del complejo B, además de vitamina C y vitamina E que hacen las veces de energizante y reconstituyente, pues se encargan de estabilizar y nutrir los músculos.

Aumenta la hemoglobina

El consumo regular de polen eleva los indices de hemoglobina en la sangre de manera positiva, favoreciendo la vitalidad y el vigor, gracias a la fuerte oxigenación que proporciona la hemoglobina a todos los sistemas del cuerpo, pues esta es la encargada de hacer circular el oxígeno a través de la sangre, por ende a mayor cantidad de oxigeno, mayor capacidad de respuesta del organismo.

Sistemas de defensa

Otro de los beneficios del polen de abejas, es su efectiva acción sobre el sistema inmunológico. Desde hace décadas se conocen los beneficios de consumir polen de abejas para combatir el efecto de los cambios climáticos, bien sean por estación o por viajes, y es que el polen no solo aumenta las defensas naturales del organismo, si no que también posee una importante acción antimicrobiana, que ayuda al organismo a deshacerse de micro organismos potencialmente peligrosos.

Fácil asimilación

El polen de abejas es facilmente digerido por el organismo, y favorece procesos gastrointestinales relacionados con estreñimiento o dificultades gástricas.

Buen humor

otra de las propiedades del polen de abejas es su capacidad de influir sobre los estados de ánimo. Se asocia el consumo de polen con baja irritabilidad, además puede ayudar en casos de depresión o estrés, y puede contribuir a disminuir los estados nerviosos incluso en personas con problemas psicológicos, aumentando en estos la sensación de bienestar.

Hígado

El polen de abejas es un excelente aliado para el hígado, ya que este favorece la aparición del glucógeno, que después es captado por el hígado, favoreciendo la asimilación de nutrientes y minerales, por lo que se relaciona incluso con la regulación de los excesos de grasa en el organismo.

Cabello

Esta maravilla de la naturaleza también tiene un efecto milagroso sobre el cabello, uñas y articulaciones, pues como dijimos anteriormente, favorece la formación de glucógeno, compuesto que fortalece y revitaliza cabello uñas y articulaciones.

Como vemos el polen es un compuesto de propiedades inigualables, pero no es algo mágico ni mucho menos, es indispensable hacer un uso adecuado del mismo para obtener los mejores resultados.

Cómo tomar el polen de abejas

Fuente

Se recomienda el consumo a parte de las comidas, pues es el momento mas favorable para que el organismo asimile por completo este multivitamínico natural. Si se consume con las comidas puede perderse la mayoría de su acción debido a los ácidos gástrico que se producen cuando se come.

Lo ideal sería consumirlo en ayunas, por lo menos 20 minutos antes del desayuno, para dar tiempo al organismo a que haga una total asimilación del polen.

En niños mayores de 8 años se recomienda 1/2 cucharada diaria, Y en adultos máximo 3 cucharadas diarias. Es importante tener en cuenta que el consumo del polen no debe ser contínuo, si no que debe tomarse todos los días por dos semanas y descansas 1 semana, y así sucesivamente. Recuerda que tomar cualquier cosa en exceso puede resultar perjudicial para tu salud. Por tanto trata de no exceder las cantidades aquí recomendadas.

Esperamos que esta información sea de tu utilidad, si te gusto deja tu comentario, eso nos motiva mucho para seguir trabajando.

 

 

Enviar
Discusión