Comer deprisa y de pie puede engordar. Aprende a comer y cuida tu peso y tu salud

Por Karla Arango BAJAR DE PESO 510 Visitas
Enviar

Comer deprisa es uno de los malos hábitos alimenticios más comunes, lo que no sabes es que esto te hace subir de peso. Descubre este y otros malos hábitos leyendo hasta el final.

Comer deprisa

Comer deprisa

Fuente

Debido a los ritmos de vida actualmente es muy común que no tengamos tiempo para nada, ni siquiera para disfrutar nuestra comida como se debe. Por esto, es normal que la mayoría de personas cuenten con unos pocos minutos para comer.

Esto presenta el inconveniente de que nuestro cuerpo no alcanza a asimilar la cantidad de comida ingerida puesto que no se está comiendo a un ritmo debido. Científicos han demostrado que el cuerpo humano da sus primeras muestras de saciedad aproximadamente 20 minutos después de que empieces a comer.

En consecuencia a  lo anterior si comes demasiado a prisa antes de esos 20 minutos ya habrás ingerido mucho más de la cantidad que realmente necesitabas para quedar satisfecho.

Comer de pie

Comer deprisa

Fuente

Otro de los malos hábitos que generalmente está acompañado del anterior es el de comer de pie. Es bastante común encontrarse con puestos de comida rápida callejera en que grasosa y deliciosa comida chatarra desprende sus olores, te acercas compras una hamburguesa y la comes ahí mismo acompañada de un buen refresco.

Esto es un error garrafal puesto que al estar de pie comerás mucho mas rápido, además propiciaras un mal funcionamiento de tu tracto digestivo. Para que entiendas como, imagínate a tus antepasados remotos en cuclillas comiendo sus alimentos, piensa como la posición presiona su estomago, por lo que la capacidad del estomago debió aumentar un poco para poder pasar esta posición.

Ahora bien, cuando estamos sentados conservamos parte de esa posición original, pero cuando estamos de pie, el espacio estomacal es mucho más amplio, aparte de que nuestro cuerpo comienza la digestión inmediatamente por lo que parte de la comida ya ha salido de tu estomago incluso antes de terminar.

Masticar

Este es otro de los problemas de comer deprisa, principalmente en lo referente a la pobre o nula masticación de los alimentos. La cuestión es esta, comer deprisa implica comer más de la cuenta y al no masticar bien, tendremos un estomago atiborrado de alimentos semi-enteros, esto como es evidente dificultara el proceso de digestión y generara un metabolismo lento propiciando una molesta absorción de grasas en el organismo.

Estos tres malos hábitos se combinan generando obesidad y un sin numero de problemas gastrointestinales entre los que podemos destacar estreñimiento, cólicos y gases.

Pero retomemos un poco lo aprendido:

Comer deprisa reduce la posibilidad de que el organismo se sienta satisfecho con las cantidades adecuadas de alimento.

Comer de pie puede generar que el espacio en el estomago sea mayor por lo que al comer de pie también necesitaremos mas cantidad de comida que la recomendable, además el organismo comenzara la digestión antes de tiempo.

Comer sin masticar bien, dificulta los procesos digestivos y hace que tu metabolismo reduzca sus ritmos y sea lento.

Como puedes ver estos malos hábitos alimenticios hacen que subas de peso sin darte cuenta, por eso te invitamos a que reflexiones sobre el comer de prisa, y como esto afecta tu organismo.

Piensa que si no erradicas estos malos hábitos no existe dieta, pastilla, ni tratamiento que pueda ayudarte a bajar de peso, o por lo menos convertirá estos procesos en todo un calvario.

Por todas las razones expuestas anteriormente es aconsejable comer con calma, sentados a la mesa y masticando muy bien todos los alimentos.

Como recomendación extra, no dejes que nada te distraiga mientras comes, evita la televisión o el ruido excesivo, Tu organismo te lo va a agradecer.

También te puede interesar: Descubre estos 10 mitos sobre la alimentación

 

 

Enviar
Discusión