21 Señales de que tu hígado no funciona bien ¡Descúbrelas aquí!

Por Karla Arango BIENESTAR 1233 Visitas
Enviar

El hígado es el encargado de regular los niveles de sustancias químicas en la sangre. Además regula los niveles de colesterol y glucosa, y el metabolismo del hierro. El hígado es el encargado de depurar los fármacos y otros elementos tóxicos en la sangre, también es el depurador por excelencia de la bilirrubina y proporciona resistencia a las infecciones. Un hígado sano es determinante para el funcionamiento correcto del organismo. La ventaja es que el hígado puede repararse a sí mismo, por eso si identificas sus daños a tiempo puedes ayudarle a mejorar.

Las enfermedades hepáticas están asociadas al consumo desmedido de alcohol y drogas. También a la mala higiene en los alimentos, o consumir una dieta rica en grasas saturadas. El consumo desmedido de medicamentos también puede afectar el hígado. La buena noticia es que con una buena alimentación y hábitos saludables puedes ayuda a tu hígado a regenerarse después de identificar estas señales.

21 Señales de que tu hígado no funciona bien

higado

Fuente

  • Ictericia: Con la Ictericia nuestra piel, ojos y uñas adquieren un tono amarillento. Esto se debe principalmente a la acumulación de bilirrubina.
  • Tomar medicamentos por largos periodos de tiempo. Esto hace que el hígado deje de funcionar correctamente e incluso puede alterar el efecto de los medicamentos sobre el organismo.
  • Otro de las señales de que tu hígado no funciona bien es el cambio de color en orines y heces. La orina normalmente debe tener un color pálido, sin embargo cuando tu hígado está enfermo se torna de un color más fuerte.
  • Problemas con el sistema digestivo. Dolor de estomago, inflamación del vientre, cólicos y mala digestión.
  • La sensibilidad en la piel es otro efecto común de problemas en el hígado. Esta sensibilidad se identifica por tener picazón o incluso ardor al simple contacto con la piel.
  • Las náuseas también son un indicio de que tu hígado tiene algún padecimiento, sobre todo si aparecen después de ingerir alimentos grasos.
  • El típico reflujo ácido también es una señal inequívoca de trastornos hepáticos. Y más todavía si está acompañado de indigestión.
  • El mal aliento.
  • Tener manchas blancas en la lengua es un indicio de que tu hígado no funciona de la manera correcta.
  • La diarrea puede responder a muchas cosas, sin embargo, si se vuelve algo habitual es muy seguro que sea por mal funcionamiento del hígado.
  • La retención de líquidos también es una señal contundente de problemas hepáticos.
  • La fatiga o el cansancio excesivo también responden a un mal funcionamiento de este órgano. Es importante puntualizar que la fatiga puede surgir por diferentes falencias al interior de nuestro organismo. Sin embargo si está acompañada de alguno de los otros signos mencionados es casi seguro que se trate de tu hígado enfermo.
  • Desordenes en los niveles de azúcar en la sangre.
  • Los dolores de cabeza también pueden responder a un mal funcionamiento hepático.
  • Los cambios emocionales sin razón aparente también son un signo de alerta, pues pueden estar motivados por una toxicidad hepática.
  • Si de un momento a otro pierdes el apetito y además tienes malestar general.
  • Síndrome de colon irritable.
  • Aumento de peso sin razón o motivo aparente.
  • Transpiración excesiva.
  • Los dolores musculares y articulares también son un signo de problemas en el hígado, aunque suene raro.
  • Problemas hormonales.

Como ves aprender a leer las señales que envía nuestro cuerpo es determinante para evitar o contrarrestar diferentes enfermedades. En este caso particular si padeces más de uno de los síntomas descritos anteriormente es ideal que cambies tus hábitos porque estás afectando tu hígado.

 

Enviar
Discusión